“Reinterpretar en clave actual la taberna de toda la vida pero dando un paso más en la elaboración de los calientes y fraccionado las raciones para facilitarle la vida al comensal”. Ese ha sido el reto de Senén Alcalde y Sergio Rayo en Ciro, un local para el que se ha inspirado en el buen hacer de la hostelería tradicional (El doble o el Fide en Ponzano son sus modelos), y que lleva el nombre del abuelo Ciro Alcalde, un viticultor apasionado que vendía vino a granel en Rueda.

SINCERIDAD Y FRESCURA